25 de enero de 2014

Especialidad de la casa

No soy yo muy cocinillas... con lo cual poco puedo hablar de recetas. Pero hoy voy a desvelar una receta que tengo muy particular, mi particular menú "Especialidad de la casa".

-Macarrones amarillos.
-Arroz.
-Mandarinas verdes.

MACARRONES AMARILLOS:

Uno a veces acaba casi viviendo en su lugar de trabajo, algo que si tienes buena gente a tu alrededor resulta hasta agradable. No, no tenemos colchones para dormir allí, ni cocina, pero si comemos en la redacción. Esto hace que todos los días lleguemos con nuestra pequeña maletita, un porta tupper (que no sé si se llama así). Un día llegué a mi sitio por la mañana con mi comida y un compañero, al que le gusta mucho saber nuestro menú, me preguntó.
- Que traes hoy?
- Macarrones amarillos.
-Jajajaja, macarrones amarillos? pero por qué les llamas así?.
-Pues porque hay macarrones blancos y macarrones de los amarillos.
-Ah, de los guisados?.
-Sí de esos, a los que no se les echa queso, que son amarillos.
-Jajaja, me encanta que les llames así. "Macarrones amarillos", me parece muy bonito.
Cuando algo va mal intento pensar en algo bonito que me haga gracia, y desde entonces... siiii... pienso en macarrones amarillos!!! Macarrones amarillos= Algo bonito.

ARROZ:

Hay remedios caseros para ciertos problemas que resultan muy curiosos, pero extrañamente eficaces. Por ejemplo, si se te cae el teléfono móvil en el agua, o lo que es lo mismo, si se te cae agua encima del teléfono móvil... vamos... si se te moja de alguna manera con algún líquido... (uff que difícil de explicar) hay una solución! Siii, mételo en arroz!.
Así como suena, llenas un cacharro con arroz (sin cocinar ehh) y dejas el teléfono móvil allí metido un día o dos. Magia! vuelve a funcionar! Y lo digo con conocimiento de causa, porque una vez a una amiga le pasó y consiguió arreglarlo. Aquel día pensamos... "si todos los problemas se solucionasen con arroz...".
Cuando tengo un problema intento pensar en algo que me haga creer que todo tiene solución de una forma u otra (aunque no sea la que esperamos), y desde entonces... me deseo mucho arroz en mi vida. Así que ya sabes, si alguien te desea mucho arroz es que te quiere bien y quiere que te vaya bien. Te está ofreciendo un poderoso tesoro para que puedas solucionar tus problemas. Arroz= Hay solución para todo.

MANDARINAS VERDES:

A veces le damos mil vueltas a las cosas, nos amargamos por detalles tontos, porque alguien no nos miró, por una palabra que nos dijo una persona, porque nuestro jefe no ha valorado nuestro trabajo, porque algo no salió como lo habíamos imaginado... y un largo etc. de circunstancias diarias que te crean en la cabeza ese incordio que es el "run run"...
Un día hablando con una amiga sobre algún detalle de estos que la tenía molesta, intranquila, incómoda... yo le dije: " mira yo hoy me he cruzado con una persona que ni me ha saludado y ni me he inmutado, podría haber abierto una mandarina, encontrarme con que los gajos son verdes y ni me habría alterado".
Desde entonces me encantan esos días, esas épocas de mandarinas verdes, esos días en los que ya no le das importancia a cosas que lo único que hacen es provocarte un malestar innecesario. Mandarinas verdes= me resbalan ya ciertos detalles.





8 de enero de 2014

Normal

Si dibujase un cuadrado y le quisiese llamar círculo... todo el mundo pensaría que estoy loca.
Pero si dibujo un círculo y le llamo círculo... todo el mundo piensa que soy normal.

¿Así de fácil?.
¿En serio es tan sencillo ser normal?.