22 de noviembre de 2013

Sinsentido, o si...


Casi siempre camino mirando al suelo, quizás debería levantar la vista más a menudo. Me despisté contando las líneas de un paso de cebra y de repente fui consciente de que no me gustan nada las luces de los semáforos, si acaso se salva la verde. Me cabrea que me caigan gotas en la cabeza de las plantas de los balcones cuando voy por la calle. Todo está a la vuelta de la esquina, dicen, y allí no había nada. Casi mejor seguir en línea recta, hay más visibilidad. Puede que así, mirando siempre al frente, se rompa la magia de la sorpresa, o no, nunca se sabe qué se te puede cruzar en el camino.

Y qué será en la historia de tu vida? Un punto, una coma, una palabra, un párrafo, cientos de páginas?.



No hay comentarios:

Publicar un comentario