5 de septiembre de 2013

"kamikazes"



Si eres un “kamikaze” de la vida eres de esas personas que no te enteraste en que momento se repartieron las reglas del juego. Por lo tanto lo más probable es que juegues sabiendo que tienes elevadas opciones de perder. Pero te da igual.. mientras el desarrollo del juego tenga algo que vale la pena.

Seguramente lucharás hasta cuando la guerra ha terminado, obviando claramente ese razonamiento que dice que una retirada a tiempo te habría ahorrado muchas batallas inútiles.

Puede que sobrevalores ciertos momentos de felicidad, o supuesta felicidad,  y por ello estés dispuesto a aguantar un dolor innecesario, cuando quizás lo que pensabas que te hacía sentir bien ni siquiera se acercaba a la felicidad.

Pero… y cuando la felicidad es de verdad? Los kamikazes de la vida siempre van al límite, no pueden quedarse quietos, viendo como todo pasa muy deprisa como la gente camina demasiado rápido.  Asi que,  lo más seguro es que vivas intensamente el momento,  aún sabiendo que al final te puedes estrellar.

Si eres este tipo de persona.. seguramente sentirás el miedo intenso a desprenderte de algo o de alguien, a desprenderte de algo en lo que creías, de un recuerdo, de un pensamiento, de una vivencia, de un micromomento… es un miedo tan grande como otro cualquiera, pero se pasa.

Los kamikazes de la vida no calculan los finales, sólo se enganchan a los principios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario