21 de julio de 2016

Ya he pasado por aquí

No es la primera vez. Ya he pasado por aquí.
Ya he pasado por aquí antes, pero ya nada es igual.

Antes iba en otro sentido, caminaba más deprisa, tenía los zapatos más nuevos, me sobrevolaban otros pájaros, llevaba menos equipaje pero más carga. Entonces, no conocía la salida de emergencia.


14 de febrero de 2016

San Valentín. Mucho cuidado con el "amor".



Una vez de pequeña me asaltó la duda. ¿San Valentín y Cupido son la misma persona? ¡Qué digo persona!, pero en serio, ¿quiénes son San Valentín y Cupido? Da igual. El caso es que representan el amor, eso parece. Pero… y ¿qué es el amor? Cuidado con el “amor” porque hay mucho “mal querer” por ahí y demostrado está con la cantidad de víctimas que conocemos día tras día, agredidas por sus parejas.
 
Y sí, ya sé que también se da el caso contrario, pero permitidme que esto vaya dedicado a las mujeres. A nosotras, que nos vendieron un mundo de príncipes que aparecían en un caballo blanco para salvarnos. Pero…¿ para salvarnos de qué? Veamos unos cuantos puntos sobre ciertas ideas asociadas al amor:

Sobre el cuento del príncipe que se convierte en rana, ¿por qué siempre te olvidas de esta última parte? Ya que nos contaron muchos cuentos, considera que puede haberte salido rana y lárgate.

No es imprescindible en la vida tener una media naranja, porque tú, sí TÚ, puedes ser una auténtica naranja por ti misma. Puedes estar completa por ti misma y por otra clase de amores.

Y por cierto, hablando de naranjas. Somos más parecidas a ellas de lo que te crees, pues tenemos esa jodida capacidad para ir estupendas por fuera y hechas pedazos por dentro. Pero no, nada de disimular. Si hay que pedir ayuda ¡se pide!.

¿Por qué no valoras la posibilidad de que ese cupido que lanza las supuestas flechas del amor haya errado el tiro? Quizás se equivocó. No tiene la verdad absoluta  y tú puedes rectificar.

Y cuando te dicen que “eso no es amor”… lo importante no es convencerte de que no te quiere, porque quizás sí. Supongamos por un momento que esa es su forma de querer. Extraña, pero pensemos que puede ser… La verdadera cuestión es: ¿tú quieres ser querida así?, ¿en serio? Reflexiona profundamente porque esta no es una pregunta para aprobar un examen.

Que tienes que aguantar porque lo quieres, que tienes que luchar por amor…bla bla bla… ¿Cómo? A ver, el amor es eso… amor, ¡no es la guerra!.

“Me completa”, “él me hace mejor”, “me hace ser especial”... Tú ya estás completa por ti misma, ya eres mejor y ya eres especial. ¿Acaso te crees que él ha nacido con un don o le han dado una varita mágica para ir por ahí de buen samaritano haciendo mejores a las pobres desvalidas? Tú ya eres especial, el resto es un añadido que algunas personas encuentran, otras no y no es el fin del mundo. También puedes probar opciones, no hay por qué quedarse con la mala.

Pero a ver, ¿es necesario estar con alguien por encima de todas las cosas?, ¿por encima de palabras y gestos que duelen?, ¿por encima de agresiones físicas?... En realidad, ¿crees que no hay más vida, que no puedes vivir sin esa persona? Olvidas que cuando naciste él no estaba y tú ya tenías vida, porque es un privilegio que tenemos, poder vivir nuestra propia vida.

Quizás eso de amar al prójimo está sobrevalorado. Está bien, ¡claro!, pero no te olvides que antes tienes que quererte a ti misma. Que sí joder, quiérete mucho… no hay mejor amor hacia los demás y mejor escudo que el amor propio. Y olvida eso de que eres una sobrada por quererte y adorarte. ¿Por qué llevamos siempre todo a los extremos? Repite conmigo:

ME QUIERO!

Feliz Día de San Valentín a todas.






12 de octubre de 2015

Penso en Madrid, penso en ti...

Cando penso en Madrid, penso en ti...

Penso nos eternos paseos polas rúas,
en todos os abrazos que me deches...

Penso nese son, xa sabes... ese "non sei que".

Cando penso en Madrid,
penso que non pode haber nada coma ti.
Nada mellor onde resgardarse,
nada mellor onde buscar acollemento.

Penso na chuvia, no vento, no sol, na lúa,
nas pedras, nos aloumiños, en todos os teus corazóns...
Penso en toda a luz que me das, na túa maxia,
na túa enerxía, no teu saber estar.
E non me canso de pensar en ti.
.
.
.

Cando penso en Madrid, penso en ti, cando penso en calquera outro sitio, penso en ti...
Penso en ti, Compostela.












4 de julio de 2015

Pequeños gajos (I)


                                 1
Te doy el pie para que tú sigas las historia...
pero tú sólo sabes seguir si es al pie de la letra.

Y yo no creo que todo esté escrito.

                                 2
Deja ya el pasado imperfecto, es así.
No te preocupes por el futuro pluscuamperfecto, no existe.
Conjuga el presente simple, es fácil.

                                 3
Digo yo que... si el vacío es eso, vacío...
por qué a veces parece que ocupa tanto espacio?

                                 4
No subestimes el poder de este prefijo: des-
Si haces mal: deshaz
Si te equivocas: desequivócate.
Si te confundes: desconfúndete.
(vale, las dos últimas me las he inventado, y qué?)